Todos los años, nuevos hogares españoles se suman a la moda de pasar el verano encerrados en casa disfrutando de sus ventajas, y sin embargo, estos consejos para ahorrar en aire acondicionado te permitirán conservar dinero para el resto del año.

Ahorrar en aire acondicionado 1
Wikipedia

Combatir el calor… pero no a cualquier costo

Seguramente todos coincidiremos en que el frío tiene poco de agradable. Para la mayoría, el calor es muy preferible a una helada mañana en la que inexorablemente debamos dejar el calor de nuestro hogar para partir hacia el trabajo o la escuela de los niños en lugar de quedarnos dentro de casa hasta que la temperatura sea más llevadera. Sin embargo, el calor -o lo necesario para combatirlo- también tiene sus inconvenientes, especialmente desde el punto de vista económico.

En el caso de España, donde reinan las altas temperaturas en los largos veranos, el uso del aire acondicionado se impone como una necesidad ineludible. Sabido es que este tipo de artefactos consume gran cantidad de energía eléctrica lo que genera una erogación importante que afecta sensiblemente a nuestra economía. Para evitar esta desagradable circunstancia aquí van algunos consejos que nos pueden ayudar a aliviar nuestro presupuesto.

Ahorrar en aire acondicionado 2
Wikipedia

Consejos para ahorrar en aire acondicionado

Revisar el equipo

La primera medida para ahorrar en aire acondicionado a emprender es comprobar el correcto funcionamiento del equipo. Al respecto, al adquirir un aparato de aire acondicionado deberíamos optar por aquellos que tengan la etiqueta de la clase A, ya que estos llegan a consumir hasta un 50% menos que los de las clases B y C. Esta clasificación también representa beneficios a nivel ecológico.

Apagarlos cuando no se usen

Otro consejo es apagar los equipos cuando no sea indispensable usarlos. Pocos lo cumplen ya que es más fácil dejar el equipo encendido todo el tiempo que tomarnos el trabajo de apagarlo en cada oportunidad en que no sea necesario contar con su servicio. Además, como estos equipos enfrían rápidamente es mejor apagarlos cada vez que no lo necesitemos, y no solamente desde el punto de vista económico.

Además, al irnos a dormir no es necesario dejarlo mas tiempo funcionando ya que el frío del ambiente durará un buen tiempo más luego de desconectarlo, lo que nos permitirá conciliar el sueño con comodidad y ahorrar en aire acondicionado.

Regular la temperatura

También es importante regular la temperatura para ahorrar en aire acondicionado. La ideal para reducir el consumo es la comprendida entre los 22º C y los 25º C. De esta forma el aparato no estará exigido al máximo por lo que demandará menos energía y se extenderá su vida útil al no trabajar exigido. Sabemos que para la salud humana no es sano soportar un brusco cambio de temperatura entre el frío y el calor ya que frecuentemente esta es la causa de los famosos «constipados de verano».

Una referencia para respetar es que la temperatura interior no registre una diferencia de más de 12° C con la exterior. Es importante tener presente que por cada grado menos de temperatura, el equipo de aire acondicionado consumirá un 8% más de energía eléctrica. Este dato nos hará reflexionar cuando tomemos el control remoto para bajar la temperatura por debajo de los 20° C como ocurre en muchos casos.

Aislar la casa

Otro consejo es aislar la casa. Caso contrario, si la casa tiene entradas o fugas de aire, el equipo no tendrá descanso ya que deberá trabajar tiempo extra para mantener los ambientes en la temperatura pretendida. Colocar en las ventanas o fuentes de luz de la casa cortinas o toldos ayudará en gran medida a evitar el sobrecalentamiento de nuestro hogar ya que de ese modo se evitará el ingreso directo de la luz solar. Está cuantificado que estas simples medidas pueden aminorar el consumo de energía eléctrica en hasta un 30%.

Ventilar la casa

Una acción importante para ahorrar en aire acondicionado también es la de ventilar la casa. Para esto, debemos aprovechar las primeras horas de la mañana ya que el clima suele ser menos agobiante y la entrada de aire fresco ayudará a bajar la temperatura reinante dentro de la casa. De esta forma, al llegar las temperaturas más altas del mediodía la vivienda tardará más en volver a calentarse.

De igual forma, así como es muy útil ventilar, mantener frescas las zonas de la casa donde se encuentre el aire acondicionado es asimismo de gran beneficio. También es fundamental no abrir las puertas con frecuencia ya que esto permite tanto la entrada del aire exterior saturado de temperatura como la salida del aire fresco reinante en la casa. Obviamente, lo mismo ocurre con relación a las ventanas que de abrirse provocarán el mismo efecto.

Mantener el equipo limpio

Finalmente, es esencial mantener limpio el equipo para ahorrar en aire acondicionado. Tanto el polvo como la suciedad suelen obstruir los filtros que posee el aparato de aire acondicionado para proteger al sistema. Para ello se deben retirar y limpiar con frecuencia. Cuando los filtros se ensucian en demasía da la sensación de que el equipo no está funcionando adecuadamente y que no enfría lo suficiente. Un mantenimiento regular de los componentes de filtrado del equipo asegurará un buen funcionamiento y por lo tanto un buen enfriamiento con un consumo lógico y no excesivo, beneficiando a nuestro bolsillo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here