buyology

Acabo de leer en el periódico La Vanguardia un excelente artículo denominado: “Para ahorrar, vaya a comprar sin hambre, sin sueño y sin niños”, escrito por Martin Lindstrom autor de libro Buyology el cual trata de como las marcas llegar a influir en las personas y otras cuestiones del denominado neuromarketing.

En el artículo se desarrollaban diversos consejos para ahorrar dinero al comprar en los supermercados, entre el que puedo destacar el no utilizar la misma rutina al comprar ya que al hacerlo activamos nuestro mecanismo mental para gastar, lo cual se evita al no seguir una rutina de compras ya que esta sale cara.

Donde se detiene el raciocinio empieza el consumo.

Martin Lindstrom

En el artículo se desarrollan varios ejemplos de como las personas tendemos a comprar según nuestras emociones y podemos utilizar el raciocinio para justificar cualquier compra que realicemos, me pareció muy curioso aquel en el que colocaron en venta un pila de botes de sopa a 1 euro las cuales no se vendieron pero luego la colocaron a 1.5 euros con el cartel “Oferta especial: sólo cinco latas por comprador” y terminaron agotándose en una tarde.

Aunque no se explica muy bien el “El principio de escasez” puede concluirse de que si nos convencen que algo es una gran oferta y que es una oferta limitada la aceptaremos aunque no necesitemos el producto con tal de que otros no se lo lleven.

Creo que todos ya tenemos la idea de que gastamos más cuando estamos con niños y con hambre, ahora Martin Lindstrom explica un tercer elemento, comprar sin sueño ya que la industria de los energizantes se está fortaleciendo gracias a nuestros malos hábitos de descanso.

Enlace: La Vanguardia

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here