Por desgracia, millones de familias tenemos que vivir cada mes con la losa de la deuda que tenemos con una o varias entidades financieras, una losa muy pesada en ocasiones que hace que llegar al final de mes sea todo un ejercicio de ingeniería.

Cuando estamos en estamos en esta situación, es muy importante tener consciencia de nuestro problema y saber en todo momento lo que gastamos para no pasarnos de nuestras posibilidad, ya que si lo hacemos, en vez de empezar a desendeudarse, lo que haremos será justamente lo contrario.

desendeudarse

Lo primero de todo para empezar a quitarse las deudas que tenemos es no gastar más de lo que ingresamos. Esta situación suele ser el principal motivo que induce a una familia llegar a esta situación de deudas, por lo que debemos revertir la situación y empezar a ahorrar parte del dinero que entramos a casa.

Para poder reducir nuestros gastos, es muy importante sabe en qué cosas destinamos nuestro dinero. Seguro que si hacemos una lista de todo lo que consumimos, nos encontraremos con cosas que realmente no son necesarias, un dinero que bien podía ser destinado a otra cosa o a la amortización de la deuda.

Si nuestra situación financiera es mala, no tiene sentido que sigamos gastando en actividades de ocio. Si es así, hay que de dejar de lado las cenas en restaurantes, los viajes de placer, la visita a los gimnasios o cualquier otra cosa que suponga un gasto innecesario. Aquí también entra el consumo del tabaco, un vicio muy caro que supone un gran gasto a lo largo del mes.

Una vez que hayamos conseguido reducir los gastos y empezar a ahorrar, es hora de pensar en hacer una reserva de seguridad por si ocurre algún tipo de imprevisto. Además de para gastos imprevistos, ese dinero ahorrado puede ser destinado en cierta medida a saldar los créditos que tengamos con las entidades. En este caso, lo mejor es ir cancelando uno a uno empezando por el de mayor tipo de interés.

Por último, para ahorrar de forma más rápido, está la opción de buscar ingresos adicionales, pero hoy en día tal y como está el trabajo, es una opción muy complicada.

Dejar respuesta