Ir de compras al supermercado por Internet, más caro

Supermercado Internet

En los últimos tiempos, y con el establecimiento definitivo de Internet como un medio para hacer prácticamente cualquier cosa que queramos, hemos visto cómo es posible ir al supermercado y hacer la mayor parte de nuestras compras por este medio. Sin embargo, y a pesar de lo que muchos podíamos suponer, y más allá del ahorro de tiempo, en términos de dinero se gasta hasta un 15% más haciendo las compras desde casa.

Muchos habían supuesto en los últimos tiempos que el hacer las compras de los artículos para el hogar desde la comodidad y frialdad del ordenador sería una buena forma de ahorrar dinero, aunque lamentablemente estudios recientes han demostrado que no hay nada de ello. Claro, el truco está en que en la web, los costos de la mayoría de las cosas son ligeramente elevados a los que podemos encontrarnos “in situ”.

El funcionamiento de este sitio de sitios es de lo más sencillo, de hecho. Partimos de la base de que los costos son en promedio un 10% más costosos en Internet que los que tenemos cuando vamos a las góndolas del establecimiento. Si a eso sumamos el costo adicional del envío con el que se paga el salario al empleado que lleva las cosas a nuestro hogar, pues ahí tienes el gasto del 15% por encima que mencionábamos.

Frutas y verduras, el mayor engaño

Cuando quieras ver la diferencia de costos que existe entre estas páginas webs y “la realidad”, te recomendamos especialmente que estés atento a los costos de los productos como frutas y verduras, que son los que tienen las diferencias más salientes, de alrededor del 30% en los peores casos. La mayoría de las personas no suele reparar en esta categoría de su consumo, y por ello las grandes cadenas se aprovechan allí.

Ahorrar en el envío, la clave

Ahora bien, aunque no ahorremos dinero, si lo que queremos evitarnos es ir al supermercado, una buena opción pueden ser las grandes cadenas o establecimientos que permiten ahorros fuertes en el envío, con lo cual tal vez sólo paguemos un 5% más, aunque con la enorme ventaja de haber hecho todas nuestras compras desde casa.

Ir arriba