Todo el mundo sueña con comprarse un coche bueno, bonito y barato, tres b’s que rara vez están relacionadas. Un coche es uno de los productos que más dinero nos puede suponer, pero también es posible ahorrar una buena cantidad de dinero si sabemos aplicar una serie de prácticos consejos.

Lo primero que debemos hacer es pensar en el coche que queremos y que mejor se adapta a nuestras necesidades. Si es por pedir, todo el mundo elegiría un coche de gama alta, pero hay que ser realistas, no todo el mundo se lo puede permitir. De ahí que sea importante elegir dos o tres modelos de marcas distintas que cumplan con lo que andamos buscando.

ahorra compra coche

Una vez que nos hemos decantado por estos modelos, es hora de empezar a tantear el precio de cada uno, mirando además las características que nos ofrece cada uno de ellos. A la hora de comparar los precios, debemos tener presente que todos nos ofrezcan lo mismo.

A la hora de comprar el coche, debemos también pensar el uso que le vamos a dar, ya que de nada vale hacer un gran desembolso por un coche de gama alta que va a pasar la mayor parte de su vida metido en un garaje. Si el coche no lo utilizamos mucho, bajemos un poco de prestaciones, con lo que también nos estaremos ahorrando dinero. Pero ojo, se puede recortar en potencia o motor, pero nunca en seguridad.

Cuando hemos elegido el modelo que nos sale más económico y que cumple con nuestras necesidades, es hora de empezar a visitar todos los concesionarios de la zona. Esto que parece una tontería no lo es, ya que de uno a otro puede haber una buena cantidad de euros de diferencia.

Una vez que ya hemos detectado el concesionario que mejor precio nos pone, es hora de sacar nuestro poder negociador e intentar arañar un poco más, si no es en dinero, en cualquier mejora que le puedan aplicar al vehículo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here