Consejos para ahorrar en tu planchado

En cualquier actividad cotidiana que realicemos podemos conseguir ahorrar tiempo, dinero y energía, sólo debemos saber como sacarle el máximo partido para que no derrochemos en balde, como por ejemplo el planchado de la ropa, una de las actividades más odiadas por las personas y que aunque no lo parezca, un mal uso de ella puede hacer que tiremos dinero a la basura.

A la hora de planchar, la mayoría de nosotros no le da muchas vueltas al asunto, directamente enciende la plancha y listo, sin pensar que realizando ciertas tareas, podemos ahorrar. Para ver como conseguirlo, os dejamos a continuación una serie de interesantes consejos.

planchado de ropa

Lo primero de todo y más recomendable es acumular un buen montón de prendas antes de ponernos a planchar. Si la encendemos para una única prenda, no le estaremos sacando el máximo partido, a la vez que estaremos consumiendo mucha energía, ya que es en calentarse cuando más gasta.

Si en algún momento de nuestro planchado debemos salir por algún motivo o nos tomamos un descanso, es mejor desconectarla de la red eléctrica, ya que todos los electrodomésticos que están encendidos consumen, aunque estén en modo stand by.

Si cuentas con una tarifa donde el precio de la luz depende de la franja horaria, lo mejor es que planches en el momento cuyo precio es más reducido. Esto te puede suponer un gran ahorra a lo largo del mes.

Clasifica la ropa dependiendo del tipo de planchado que requiere ya que no todas las prendas se planchan a la misma temperatura. Una vez clasificada, es hora de encender la plancha, otro de los fallos que se cometen, ya que las planchas actuales se calientan en pocos minutos, no como antes que había que encenderlas un buen rato antes de ponernos manos a la obra.

Por último, si cuentas con una plancha que tiene muchos años, lo mejor es cambiarla por otra nueva que te consumirá mucho menos. La inversión de la compra la amortizarás en pocos meses.

Más sobre cómo ahorrar:

Dejar respuesta