La llegada del frío trae consigo que saquemos de nuestro armario la ropa veraniega y empecemos a ponernos nuestra ropa más abrigada. Es hora de ver lo que tenemos y lo que nos falta en nuestro fondo de armario para poder pasar estos fríos meses que están por llegar. Se trata de una tarea nada sencilla, sobre todo si no contamos con mucho presupuesto. Por suerte, hoy en día hay muchas formas de poder vestir bien sin tener que hacer un gran desembolso.

A lo largo de esta entrada veremos algunos interesantes trucos que nos permitirán vestir a la última en moda pero sin necesidad de tener que destinar mucho dinero en ello.

ahorrar fondo de armario

Lo primero de todo es aprovecharse de las rebajas que nos podamos encontrar. Las rebajas de verano y de enero son la mejor fecha para adquirir la ropa que nos vamos a poner. Aquí hay que tener cuidado para no volvernos locos y gastar sin control.

Para evitar tener que estar comprando ropa todos los años, es buena idea apostar por lo clásico, ya que nunca pasa de moda. En nuestro armario siempre debemos tener algún pantalón vaquero o camisa blanca que puede ser utilizado en cualquier momento.

En los últimos años, el mercado de la ropa de segunda mano está en auge. A muchos les puede dar repelús comprar algo que se haya puesto antes otra persona, pero las tiendas de este tipo suelen ser muy minuciosas con estas prendas. Podemos llegar a encontrarnos auténticas gangas a precios muy bajos.

Otra opción para comprar barato es acudir a los mercadillos que suelen haber por los pueblos semanalmente. Ahí podremos encontrar todo tipo de prendas a precios bajos. Que no nos dé miedo este tipo de sitios.

Comprar con cabeza. No vayamos a comprar aquello que nos gusta sin pensar antes si lo podremos combinar con nuestra ropa o si no tenemos algo parecido.

También está la opción de intercambiar la ropa con [email protected] o familiares, de esta forma ampliaremos nuestro fondo de forma considerable, siempre y cuando la otra parte esté de acuerdo en prestárnosla.

Dejar respuesta