Acabo de quedar realmente impresionado con este invento que lleva su tiempo ya que ha sido descubierto el 2002 en Brasil, su inventor es Alfredo Moser quien durante los apagones descubrió una forma económica de ahorrar electricidad y llevar luz solar a lugares oscuros como podrán contemplar en el siguiente video que está en portugués con subtítulos en inglés.

Como se puede apreciar en el video se requiere de botellas de agua, tapones de lejía y las tapas que vienen con los rollos de las cámaras fotográficas, todo en conjunto termina creando unas bombillas de energía solar que colocadas en el tejado o el techo logran que la luz del sol ilumine el interior de una construcción.

Las botellas llegan a tener una potencia de unos 50 vatios ya que por lo visto la luminosidad se ve potenciada y como se ve por el final el video dan bastante iluminación, excelentes para ciertas áreas donde no llega la electricidad o para quienes deseen ahorrar electricidad durante el día en su taller, depósito o incluso su casa.

Las desventajas de este sistema son simplemente que no funcionan de noche ya que la energía no es almacenable y que obviamente en los días nublados disminuirá la potencia de la iluminación, aún así es una excelente forma de ahorrar energía eléctrica.

Siendo un invento tan sencillo y útil no me sorprendería que en el futuro debido a las cuestiones del calentamiento global y el ahorro energético alguna empresa cree un accesorio más atractivo y comercializable basado en la idea o que estas «bombillas» terminen por ser un complemento para las bioviviendas.

6 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here