Repasamos las características de ambas opciones para que sepas dónde adentrarte a la hora de invertir.

Cualquiera que conozca un poco las opciones FX que existen sabe que el Forex es un mercado con muchísimas opciones y posibilidades. Quienes comienzan a entrar en el mundo del trading suelen explorar primero este terreno, ya que operar con pares de divisas suele ser algo más sencillo que adentrarse en otro tipo de productos dentro del sector bursátil.

Pero, en los últimos años, con el auge de las criptomonedas, la opción del Crypto Trading ha empezado a ganar más y más terreno. De hecho, hay profesionales que han llegado a señalar que es algo muy similar al Forex, y no les falta razón; pero también se equivocan. Son dos campos diferentes.

El primer aspecto que los diferencia es el producto. En FX se opera con pares de divisas físicas, monedas como el euro, el dólar o el yen se usan a diario en comercios y entidades de todo tipo; mientras que el terreno del crypto se centra sobre todo en el sector digital, con un dinero que realmente no es tangible.

Por otra parte, hay que tener en cuenta las cantidades de dinero que se manejan en ambos sectores. Mientras que el Forex no suele exigir mucho dinero para poder trabajar en él, ya que las divisas suelen tener unas cantidades no demasiado elevadas en cuanto a valor, en el crypto podemos encontrar una disparidad brutal. Compara el precio del Litecoin con el del Bitcoin, por ejemplo, es algo que deja clara la diferencia.

También hay que tener en cuenta la estabilidad. Las criptomonedas forman un mercado muy joven y en el que todavía no se terminan de dar pasos sólidos, lo que ha llevado a unas revalorizaciones que han oscilado de forma descomunal en los últimos años. Volviendo al BTC, máximo exponente de las ciberdivisas, en solo dos años ha pasado de tener un valor de 14.000 euros a quedarse en poco más de 3.000.

Eso último es algo que no ocurre con los pares de divisas habituales en el Fórex. Este campo es mucho más seguro e incluso es más fácil de predecir, ofreciendo a los más inexpertos cierta confianza que las crypto no pueden darle.

Es cierto que también hay similitudes, en el fondo hablamos de dinero y también de propuestas plenamente accesibles desde internet; pero las diferencias están ahí y, ahora, esperamos que te hayan quedado más claras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here