Nunca se tiene suficiente de algo que no se necesita

Cuando una persona entra en la adicción a los gastos o en la “compra compulsiva” lo hace con la ilusión de pensar que su sentimiento de necesidad será satisfecho, lamentablemente, esto no es cierto el problema con gastar es que se basa más que todo en necesidades creadas, el marketing y la publicidad han colocado y constantemente bombardean con mensajes de que tal y cual producto es capaz de mejorar tu estilo de vida radicalmente, sin embargo tal felicidad o sentimiento de satisfacción que obtienes al comprar algo se va rápidamente porque no respondía a una verdadera necesidad, pero a la vez te gusto la satisfacción esporádica y deseas más, entrando a una adicción que te deja con más deseos que satisfacciones.

Ir arriba