El Real Automóvil Club de Cataluña (RACC) es toda una autoridad cuando hablamos de conducir, más aún considerando que cuentan con su propio negocio de seguros, el mes pasado publicaron un decálogo para ahorrar al conducir que está bastante interesante.

Decalogo-para-ahorrar-al-conducir

El decálogo cuenta con algunas sugerencias poco conocidas como el tomar atención a la distribución correcta de la carga y otras cuestiones aerodinámicas de las que poco se escucha hablar.

1.- Una buena puesta a punto mecánica ahorra dinero: cumple con las revisiones que indica el fabricante para detectar anomalías antes de que se conviertan en averías.

2.- Procura conducir siempre con marchas largas y a bajas revoluciones. Utiliza la primera sólo al iniciar la marcha y cambia a segunda a los 2 segundos o 6 metros de conducción.

3.- Después sube marchas, aproximadamente a 2.000 rpm en los gasolina y a 1.500 en los diesel, y rueda en el rango de las 3.000 vueltas en los primeros y las 2.000 en los segundos.

4.- En las subidas utiliza la marcha más larga posible sin hundir el pedal del acelerador hasta más de la mitad del recorrido.

5.- Para desacelerar, levanta el pie del gas con anticipación y deja rodar el coche con la marcha engranada. En paradas de más de 1 minuto, apaga el motor.

6.- “Prevenir” el tráfico minimiza los imprevistos y al mismo tiempo ahorra combustible. Al arrancar el coche, no es necesario “calentar” el motor; y una vez en marcha, la suavidad es sinónimo de conducción eficiente y racional.

7.- El aire acondicionado comporta un ligero aumento del consumo, aunque menor que el de circular por carretera con la ventanillas abiertas. En todo caso, evita forzar la temperatura del climatizador.

8.- Mala aerodinámica y peso extra comportan más consumo. No dejes en el coche portabicis, portaesquís, barras o baúles de techo si no los utilizas y evita cargas innecesarias en el maletero.

9.- En descensos prolongados recurre al freno motor. para disminuir la velocidad. Selecciona una marcha más corta y no utilices el punto muerto.

10.- Cuida tus neumáticos: con una presión baja, aumenta el consumo y su desgaste; si la presión es superior a la ideal, hay más desgaste central y riesgo de reventón, a la vez que menor confort.

Como pueden apreciar el decálogo no sólo se encarga de ahorrar combustible sino también de evitar las averías comunes y el riesgo de reventón de los neumáticos que puede resultar peligroso, por cierto acabo de enterarme que conducir con las ventanillas abiertas aumenta el consumo más que el aire acondicionado del coche.

Vía: RACC

1 Comentario

  1. […] En Cómo ahorrar, esta semana nos han hablado de utilizar marcas blancas para repuestos de coche, que muchas veces pueden ser de igual calidad que los productos de marcas comerciales. Y hablando de coches, también han publicado un decálogo con una serie de consejos para ahorrar conduciendo. […]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here