Conseguir que una empresa tenga éxito es complicado. Requiere de mucho esfuerzo y trabajo, además de saber darse a conocer al público. Hoy en día, Internet se ha convertido en el mejor medio a la hora de publicitarse, pero no hay que olvidar otro sistema tradicional como es la cartelería. Colocar carteles con ofertas o explicando los servicios que ofrece la compañía, suele dar muy buenos resultados, más aún si conseguimos que esos carteles sean llamativos y entren por los ojos a las personas. Ahora bien, ¿cómo diseñar esos carteles publicitarios? Una opción es acudir a una empresa de diseño, el problema es que puede que tengamos que hacer una inversión fuerte. La otra opción es diseñarlos nosotros mismos, lo que se traduciría en un importante ahorro económico. Si apuestas por esta segunda opción, os dejamos algunos consejos para ahorrar a la hora de diseñar esos carteles publicitarios.

Elegir la imprenta adecuada

Uno de los pasos donde podemos ahorrar más dinero es sin duda a la hora de imprimir esos carteles. Es importante dar con una imprenta barata pero que nos garantice la máxima calidad. En este sentido, las imprentas online son la mejor opción. Sitios donde puedes subir tus proyectos y elegir el tipo de impresión sin salir de casa, y todo ello a precios muy interesantes.

Diseña tu cartel publicitario

Aunque pueda parecer que es complicado, hoy en día diseñar un cartel publicitario puede ser sencillo. Hay infinidad de herramientas y aplicaciones que nos permiten hacer este trabajo desde nuestros ordenadores o dispositivos móviles. Un ejemplo lo encontramos en la aplicación BeFunky que ofrece un sistema de plantillas predefinidas donde el usuario puede ir añadiendo los elementos que quiera hasta completar el cartel. Una vez realizado, ofrece la posibilidad de exportar el trabajo para enviarlo a la imprenta.

Plantillas gratuitas para carteles

Otra opción para ahorrar dinero en el diseño de nuestros carteles, es hacernos con alguna plantilla gratuita que podamos utilizar como base para nuestro desarrollo. Una simple búsqueda por la red nos ofrecerá multitud de posibilidades. Si entre ellas no encontramos lo que buscamos, siempre nos queda la opción de comprar alguna. Pero no os asustéis, suelen tener precios muy reducidos así que vuestro presupuesto no se os disparará en ningún momento.

Hacer uso de imágenes gratuitas

La última de las recomendaciones que os dejamos tiene que ver con las imágenes que vayáis a utilizar en vuestro diseño. Lo mejor es utilizar imágenes propias de alta calidad que muestren vuestro trabajo aunque en el caso de no tener, siempre es recomendable acudir alguno de los bancos de imágenes gratuitos que hay en la red para utilizar algunas de ellas. Eso sí, antes de hacerlo, aseguraros de que la imagen no tiene ningún tipo de derecho y que puede ser utilizada con total libertad.

¿Qué otros consejos pensáis que pueden ser interesantes para ahorrar en carteles publicitarios? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Dejar respuesta