presupuesto

El presupuesto es prácticamente la base para controlar las finanzas personales, pueden haber muchos consejos o ideas para administrar bien el dinero pero estos separados de un presupuesto no lograrán gran cosa.

Espero que los siguientes consejos puedan ser útiles a alguien que este pensando en sujetarse a un presupuesto.

1.- Ser Realista.- Un presupuesto no debe ser demasiado exigente al principio ya que puede ser muy difícil adaptarse a el lo mejor es comenzar con un presupuesto sencillo conforme a las capacidades personales, ahorrar sólo un 3% cada mes puede parecer poco pero está bien para empezar luego es posible aumentar la suma.

2.- Ser Flexible en su aplicación.- Un presupuesto puede ser es un proyecto en constante desarrollo, quizá en un principio no todos puedan sujetarse al mismo, muchas personas necesitarán tiempo poder tener un presupuesto sólido en el que puedan mantenerse constantes.

¿Cuantas son las posibilidades de hacer algo excelentemente la primera vez? Muy pocas, si no pudimos adaptarnos a un presupuesto es que algo está mal y debemos encontrar el error que pueden ser de mismo presupuesto (gastos inesperados o no contabilizados) o personales (falta de disciplina y carácter para mantenerse en el presupuesto).

El mejor sistema de presupuestación no te ayudará si no eres capaz de sujetarte a el.

3.- Tener un actitud positiva ante el presupuesto.- “Espera lo mejor y prepárate para lo peor” es una filosofía que aplico en mi vida ya que muchas veces el éxito o fracaso de algo depende de si albergamos expectativas positivas o negativas sobre un emprendimiento.

4.- Realizar nuevas acciones para generar cambios personales.- Las acciones nuevas son la materia prima del cambio personal, algunos cambios que se pueden hacer es empezar a buscar formas de recrearse sin gastar dinero, frecuentar menos aquellos “lujos” a los que estamos acostumbrados, adquirir el hábito de lectura o adentrarse en nuevos mundos interesantes que no requieran muchos gastos.

Dejar respuesta