Tan pronto se vayan las bajas temperaturas, muchos de nosotros saldremos corriendo al gimnasio para quemar las calorías que estamos acumulando en el invierno. Por eso, y considerando que la situación económica no está como para despilfarrar, es que a continuación queremos enseñarte algunos consejos que pueden serte de suma utilidad siempre y cuando tu intención sea gastar menos, pero estar igual de bien entrenado.

La primera recomendación que podemos darte en este sentido, tiene que ver directamente con que te comuniques con el gimnasio que te interesa, y consultes acerca de la posibilidad de hacer una prueba de un día o dos para conocer el ambiente y las instalaciones. La mayoría no tendrá problemas en permitírtelo, y así sabrás si quieres poner dinero en ese sitio.

Ahorrar gimnasio

Revisar las redes sociales es otra buena práctica para ahorrar en el gimnasio. En este sentido, puedes escribir en Facebook, por ejemplo “gimnasios Madrid”, y así entrar a las páginas de muchos de ellos y ver si están ofreciendo descuentos o promociones. De la misma manera, sitios como Groupon, Living Social y Gilt City nos ofrecen muchas veces la posibilidad de ahorrar dinero en los gimnasios.

Buscar la mejor oferta, en consideración de nuestros gustos e intereses, es el objetivo en estos casos, y debes saber que aunque no lo hacen público, muchos gimnasios tienen ofertas si pagamos varios meses por adelantado, así que consulta al respecto. Desde luego, debes ver que la suscripción no incluya cosas que no vas a usar, como una piscina o el circuito aeróbico, y que si hay distintos niveles de membresía, siempre estés en el que te corresponde.

Finalmente, tampoco podemos dejar de tener en cuenta que existen seguros de salud que ofrecen descuentos en los gimnasios, como por ejemplo los de United Healthcare. Por lo demás, otra forma de ahorrar puede ser concurrir en grupo, mientras que leer los contratos es algo que de por sí deberíamos hacer siempre, y que no está de más en este caso.

Dejar respuesta