¿Cómo ahorrar a la hora de contratar seguros personales?

Los seguros personales son, a día de hoy, un recurso imprescindible que no puede faltar en ninguna familia. Los seguros de vivienda, de vida, de salud o de coche son algunos de los más comunes y utilizados, sin embargo, suponen también una auténtica inversión mensual que afecta directamente a la economía de cada hogar.

Está claro que los seguros personales cumplen una función completamente necesaria en nuestro día a día, ya que nos permiten mantenernos seguros y confiados ante cualquier problema que surja. Pero, ¿existe realmente alguna forma de ahorrar contratando cualquier tipo de seguro personal? La respuesta es sí.

Muchísimos consumidores a diario se debaten entre las coberturas que necesitan para sus vidas y el hecho de encontrar una cuota mensual de pago que sea cómoda. Encontrar entre equilibrio es verdaderamente sencillo sabiendo en qué puntos debemos fijarnos para la contratación, qué pólizas son más beneficiosas o cómo se puede ahorrar pagando una única cuota mensual.

Por todo esto, en este artículo que hemos preparado encontraréis las mejores y más actualizadas claves para que cualquiera pueda ahorrar a la hora de contratar sus próximos seguros personales.

¿Qué seguros personales se pueden contratar hoy en día?

Actualmente, la cantidad de seguros personales que puede contratar una persona son, prácticamente, infinitos. Seguros para mascotas, de impago del alquiler, seguros dentales o incluso seguros contra incendios son solo algunas de las opciones utilizadas por los consumidores, pero que también existen y pueden dar solución a ciertas necesidades concretas.

Por el resto, la verdad es que los seguros más contratados a nivel nacional son aquellos relacionados con la salud, los seguros de vida, el seguro del automóvil y el seguro de hogar, imprescindible para todas aquellas personas que tengan una hipoteca, por ejemplo.

Seguro de vida

Normalmente, el seguro de vida suele ser uno de los más comunes entre el público, ya que todo el mundo puede verse beneficiado de tenerlo, en menor o mayor medida. Los seguros de vida son una herramienta que garantiza la cobertura económica y de recursos en situaciones de dependencia o invalidez, bajas laborales o enfermedades graves, entre otras cuestiones.

Lo más importante que hay que saber para ahorrar en el seguro de vida es tener claro que la forma más barata de pagarlo es agrupando este seguro con otros como el seguro de coche o el del hogar. En este sentido, por ejemplo, Seguros Bilbao ofrece la posibilidad de agrupar varios seguros, entre ellos el de vida, fraccionarlos y pagarlos mensualmente sin recargo, además de regalar la primera mensualidad, que es gratuita.

Dentro de un seguro de vida, lo más normal es que las coberturas cubran desde un fallecimiento por cualquier causa, hasta una Invalidez Permanente Absoluta o Parcial, casos de orfandad enfermedades graves o indemnizaciones diarias y porcentuales.

Seguro de salud

El seguro de salud es otra de las pólizas más contratadas en nuestro país. Este tipo de seguros basados en la asistencia sanitaria, ponen a disposición de los clientes muchísimas ventajas y servicios para cuidar de su cuerpo y su salud mental.

Estas pólizas cuentan con profesionales médicos de todas las especialidades, un amplio catálogo de centros hospitalarios de libre elección y sin listas de espera. Dentro de estos seguros se pueden contratar diferentes coberturas según las necesidades de cada caso, pudiendo ampliarlas sin problema y pagando únicamente lo que el usuario decida en función del copago que haya elegido.

Seguro de coche

Los seguros de coche son otro de los seguros imprescindibles para cualquier persona. Estos seguros, de obligada contratación cuando queremos circular con cualquier vehículo por la vía pública, son uno de los seguros más contratados a todos los niveles. En este sentido, por ejemplo en Seguros Bilbao, se pueden contratar seguros de coche a terceros, a todo riesgo con o sin franquicia o seguros de coche Premium que incluyen todo tipo de comodidades tanto para el conductor, como para sus acompañantes y también para el propio vehículo.

Seguro de hogar

Finalmente, otro de los seguros más contratados es el seguro de hogar, un seguro que cualquier persona que tenga una hipoteca debería tener. Este tipo de seguros ofrecen una protección personalizada en función de cada vivienda para proteger, desde la propia construcción, hasta los objetos de valor que haya en el interior.

En Seguros Bilbao, el seguro de hogar es totalmente personalizado, permitiendo a los usuarios beneficiarse de servicios exclusivos como asistencia 24 horas en el hogar, orientación telefónica, asesoramiento jurídico o asistencia online. Todo para que cualquiera pueda escoger qué necesita proteger en su hogar.

La mejor opción, agrupar todos los seguros en uno

Por suerte, hoy por hoy hay muchos consejos online para ahorrar que podemos aplicar a la hora de pagar cada  uno de nuestros seguros. El principal consejo para ahorrar es agrupar todos los seguros personales que tengamos con una misma compañía; así, abarataremos las primas y acabaremos pagando menos mes a mes. Además, también es imprescindible revisar a fondo las coberturas que se incluyen para pagar únicamente por lo que necesitemos.

La prima única, la alternativa más barata

Uno de los aspectos que influyen en el coste final de un seguro es la forma de pago que escogemos para él. En este sentido, actualmente, la forma de pago más barata es la conocida como prima única, que reúne todos los seguros en un mismo pago.

Este tipo de prima nos permite ahorrar mucho dinero al año, sobre todo, si la comparamos con el fraccionamiento de pago en mensualidades o en pagos, bimestrales, trimestrales o semestrales. En este sentido, lo mejor es pedirle a nuestra compañía de seguros que reúna todas nuestras pólizas en una para hacer frente a un solo pago mucho más asequible.

Pagar solo por lo que necesites

Por otra parte, el segundo consejo clave para ahorrar en el pago de nuestros seguros personales es contratar pólizas a medida, que incluyan únicamente aquellas necesidades que hemos detectado en nuestra vida y que nos permiten pagar solo por aquellas coberturas que verdaderamente vamos a utilizar. Así, podremos crear seguros a medida que nos aporten tranquilidad y solucionen nuestros problemas sin invertir más dinero en coberturas que, finalmente, no acabaremos aprovechando.

Ir arriba