Seguimos guardando pesetas bajo el colchón de la cama

Llevamos más de casi 10 años con el euro, y aún nos seguimos quejando de él. Le echamos siempre que podemos las culpas de una economía que cada vez nos da menos alegrías. Sin embargo, al tan odiado euro, y aunque pueda parecer casi prehistórico aún le queda rival, porque la peseta está lejos de desaparecer. En total, en toda España se calcula que hay bajo nuestros colchones, enterradas o quien sabe donde tenemos almacenados nada menos que 1.705 millones de euros en billetes y monedas de peseta.

Así que si la abuela los escondió, si ustedes mismos no se fiaron en su momento del banco, o si quien sabe porque motivo a alguien se le olvidó mencionar la pequeña fortuna que tenía en unos libros, puede que esa sea la ayuda que necesitaban para tirar adelante durante este mes. Así que a la hucha y a cambiarlos al banco, que todavía se puede.

20 duros

Eso si, lo de seguir guardando pesetas bajo el colchón de la cama puede ser también peligroso, porque si en total lo que quieren cambiar van a ser más de 3000 euros necesitan una declaración de la procedencia del capital, porque ya saben que se ha activado la ley de blanqueo de capitales. Así que a rellenar papeles se ha dicho.

Ir arriba