Son muchos los beneficios que aportan las nuevas tecnologías y sus aplicaciones al marketing, pero en muchos casos está consiguiendo que se deje de lado uno de los principios básicos de marketing, como es la segmentación del mercado. Poder llegar a millones de personas en poco tiempo, es un caramelo que ninguna empresa está decidida a dejar pasar, pero también se puede convertir en una arma de doble filo al querer hacer llegar nuestro mensaje a cualquier usuario de la red, independientemente de si pudieran estar o no interesados en los productos o servicios que ofrezca la empresa. Para evitar esta situación, poder segmentar el mercado es clave para conseguir el éxito de cualquier campaña.

¿Qué es la segmentación del mercado?

Cuando hablamos de segmentar el mercado nos estamos refiriendo a la acción de dividir todo el mercado en porciones más pequeñas que tengan características y necesidades similares. Con esto lo que se busca es lanzar campañas específicas a ese «trozo» de mercado dejando de lado al resto de personas, que por sus características, no estarán interesados en esos productos.

Gracias a la segmentación de mercado, es posible elegir mejor al público objetivo, permitiendo refinar las estrategias que irán destinadas a cada segmento, consiguiendo resultados más efectivos y rentables.

A la hora de definir esta segmentación, suele ser habitual servirse de diferentes variables que son las encargadas de proporcionar la información. Estas variables pueden ser utilizadas de forma individual o conjunta. Las más importantes son:

  • Geográfica. Consiste en dividir el mercado dependiendo de la ubicación de cada usuario. Puede ser por regiones, países o una ciudad en concreto.
  • Demográficas. Aquí se tendría en cuenta el sexo, la edad o el estado civil, por poner algún ejemplo.
  • Psicográficas. Criterios como la clase social a la que pertenecen o el estilo de vida son datos que forman parte de este grupo.

Ventajas de segmentación de mercados

Una vez que sabemos en qué consiste la segmentación de mercados, veamos a continuación alguna de las ventajas más importantes que ofrece.

Aumenta la posibilidad de satisfacer las necesidades de cada segmento

Debido a que conocemos mejor a nuestros clientes, es más fácil de satisfacer sus necesidades. Podemos ofrecer servicios personalizados o especializados que cumplan todas sus expectativas.

Seleccionar las estrategias más adecuadas para cada sector

Al tener identificados los rasgos de los diferentes grupos, el proceso de creación de una estrategia es más fácil. Es posible llevar a cabo acciones concretas de marketing dirigidas a cada uno de los grupos.

Favorece un mayor aprovechamiento de los recursos y disminución de los costos

Al diseñar estrategias específicas para cada segmento, se aprovechan mejor los recursos y se ahorran costes en marketing, publicidad e, incluso, en producción.

Descubrir nuevos nichos de mercado

Cuando se realiza un análisis de las necesidades de los clientes, es factible descubrir nichos de mercado que aún no están cubiertos y que se convierten en una gran posibilidad para mejorar los resultados de negocios.

Mejorar la imagen del negocio

Podemos ofrecer un servicio personalizado y adaptado a las necesidades de nuestros clientes. Esto te ayudará a mejorar la imagen y conseguir mayor fidelización, mejorando tu posición frente a tus competidores.

¿Qué pensáis de la segmentación del mercado para el mundo del marketing? ¿Pensáis que es realmente tan importante? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here