Otra caída del IPC, menores precios y alquileres más baratos

España tiene la tradición de ser un país inflacionista, la actual crisis ha hecho que el Índice de Precios al Consumo (IPC) vaya disminuyendo hasta el pundo de entrar en una tendencia negativa llegando hasta el -1,4% en el mes de julio del presente año lo cual es una cifra histórica.

ipc

Los grupos que tendrán que reducir sus precios de acuerdo a la bajada del IPC son principalmente los alquileres, el transporte, los alimentos y bebidas no alcohólicas, además de los negocios relacionados a ocio y la cultura ya que estos tienen cierta relación con el precio del petróleo.

En el caso de los alquileres según la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) la disminución del IPC afectará las modificaciones de los precios de los alquileres que tomen en cuenta este factor para la actualización del canon de alquiler, esto únicamente para quienes alquilen un establecimiento como vivienda, no así para quienes alquilan locales comerciales o alquileres temporales.

La caída del IPC no es algo benéfico para la economía, los expertos aseguran que esto se debe a que el año pasado el precio del petróleo alcanzó su mayor cotización, y aseguran que el IPC ya toco fondo y sólo le queda aumentar.

Hay que recordar que este indicador de -1,4% es según el IPC amortizado el cual es un promedio adelantado del IPC final el cual se publicará el próximo 13 de agosto, sin embargo las diferencias entre el IPC amortizado y el IPC final suelen ser insignificantes en la mayoría de los casos por lo que podemos asegurar que el IPC de julio ha vuelto a disminuir.

Fotografía: Google

Ir arriba