Entre todos los problemas que ha traído la crisis económica en España al menos hay uno del que no podemos quejarnos, y tiene que ver con los movimientos económicos internacionales que permiten que llenar el tanque o depósito del coche sea cada vez más barato. Y es que aunque las deflaciones nunca son buenas -tampoco las grandes inflaciones- al menos es un respiro saber que un depósito de diésel que hace seis meses costaba llenarlo 75 euros, ya está en el orden de los 55 euros.

Llenar el tanque es cada vez más fácil

Por supuesto, la posibilidad que tenemos de llenar el tanque de forma cada vez más barata tiene que ver con la caída internacional del crudo, tanto en los Estados Unidos como en otros países productos debido al exceso de oferta y la baja demanda. Incluso, en las últimas horas varias localidades españolas se han encontrado con que el litro de diésel ha bajado del euro, y eso hace que el ahorro para el depósito completo esté en torno a los 22 euros en apenas seis meses.

Llenar el tanque
Wikimedia

Eso sí, hay que tener en cuenta de la misma forma que en muchas localidades puede observarse que las grandes marcas siguen haciendo un poco de trampa a la hora de llenar el tanque, porque en lugar de rebajar del euro como ha sucedido con las más pequeñas, se resisten y lo siguen poniendo por encima del 1,1 euro por litro. En cualquier caso, la disminución del costo del crudo beneficia a los que tienen que viajar buena parte del mes en coche.

Igual la gente es precavida

Más allá de que como decíamos llenar el tanque es cada vez más barato, no se puede dejar de considerar que siguen siendo más bien pocos los que realmente cargan el depósito al máximo cada vez que pasan por la gasolinera. De todos modos, esta baja del crudo ha propiciado que poco a poco se deje de lado lo que parecía se iba a volver una costumbre en España: los coches con Gas Natural Comprimido, algo muy usual por ejemplo en Sudamérica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here