Parece que desde que llegaron no hay quien las pare. Claro que hay que decir que llegaron en un momento en el que la crisis empezaba a cobrar sentido, y los españoles buscaban por un lado una calidad similar a un menor precio, sobre todo los más acostumbrados a ahorrarse dinero. Hablamos lógicamente de las marcas blancas de los supermercados, ya que el que más y el que menos se ha lanzado a crear la suya propia. Y por el momento siguen a la cabeza y los expertos les auguran un par de años más por lo menos.

Yo la verdad es que soy de las que consumen marcas blancas, por una razón. la calidad es la misma e incluso a veces superior que a la marca con nombre registrado y el precio es hasta dos veces más barato según el producto. Por lo que sin o con crisis seguiré comprando la marca blanca. Sin embargo, en el mercado global, las marcas blancas siguen a la cabeza en el consumo porque son muchos los consumidores que se han dado cuenta de que son las marcas conocidas las que fabrican para estas. Solo cambia el envase y el papel. ¿Y están dispuestos a pagar más solo por el packaging?

Yo desde luego que no. Y así, de a poco, la marca blanca nos ha ido ganado a todos, y creo que han hecho clientes para siempre. ¿Ustedes son de los que se han afiliado a las marcas blancas o las cambian cuando pueden económicamente?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here