Cualquier fiesta de cumpleaños infantil que se organice, requiere de un importante desembolso económico entre comida, invitaciones, bebida o decoración. Como suele ser habitual, lo que se busca siempre es recortar al máximo posible esos gastos pero sin que afecte a la calidad del cumpleaños. Uno de los elementos donde más se puede reducir los gastos, son en las invitaciones de cumpleaños, más si son muchas las personas que vendrán a la fiesta. Para conseguir este ahorro, lo que podemos hacer es crear nosotros mismos esas invitaciones. En la red hay muchos sitios donde poder crearlas para luego imprimirlas, pero también tenemos la opción de hacerlas con materiales que tengamos en casa o que sean fáciles de conseguir. Veamos a continuación algunos ejemplos.

Invitación con forma de helado

En el caso de que el cumpleaños caiga en los meses de verano, podemos optar por la opción de crear una invitación con forma de helado, algo muy típico en esta época del año. Para ello, hay que partir utilizando palos de helado de madera. El cuerpo lo podéis hacer de goma eva, fieltro o papeles de colores. Una vez que tengamos el cuerpo, solo habría que pegarlo al palo. El helado tiene que ser lo suficientemente grande para poder poner los datos de la fiesta.

Otra opción es realizar un cucurucho hecho de cartulina que al abrirlo muestre a los niños la información referente a la fiesta que se va a celebrar.

Forma de caramelo

Otra idea que gustará mucho a los más pequeños será la de recibir una felicitación en forma de caramelo. Para ello habrá que utilizar una cartulina estampada por un lago y blanca por el otro. Escribe la dirección de la fiesta en la parte blanca, enróllalo a lo ancho y ciérralo con plástico transparente, de forma similar a la que suelen tener los caramelos. Por último, puedes utilizar cintas de colores para atar las puntas.

Arcoíris

Se trata de una idea que no nos llevará más de 10 minutos y que podremos hacer con los más pequeños de la casa. Recorta la solapa de un sobre en forma de nube. Después, dobla una cartulina con los colores del arcoíris como si fuera un acordeón. Pega un extremo dentro del sobre y en el otro, pega una nube de cartulina blanca. Por último, solo hay que doblar el acordeón y meter la nube en el sobre. Cuando el invitado la saque, se desplegará el arcoiris con os datos de la invitación.

Invitaciones de personajes de dibujos animados

Todos los niños tienen su serie de dibujos animados favorita. Los personajes de Disney o de la Patrulla Canina son algunos ejemplos. Poder utilizar invitaciones con forma de esos personajes será algo muy especial para nuestros hijos. Hacerlas puede resultar muy fácil. Solo es necesario buscar en la red alguna plantilla de su personaje favorito, imprimirla en cartulina, cortarla y decorarla. Una vez hecho todo esto, solo quedará añadir la información.

Invitaciones en relieve

Si eres mañosa y te gusta dedicar tiempo a las manualidades, hacer invitaciones de cumpleaños en relieve seguro que te roba más de una tarde. Puedes adaptar la temática a los gustos del cumpleañero o cumpleañera. Para ello, el uso de cartón y cartulina de colores serán elementos indispensables.

¿Qué otras ideas se os pasan por la cabeza para hacer vuestras propias invitaciones? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here