El gas butano permite un ahorro hasta seis veces mayor que el gas ciudad

Elegir uno u otro tipo de servicio no es siempre una elección que puedan hacer los ciudadanos. Y en el caso del gas, pese a haber sido un tema bastante criticado cuando la bombona de butano subió de forma desproporcionada desde finales del 2012, ahora resulta que sale bastante más a cuenta utilizar este tipo de gas, que el gas ciudad.

La verdad es que el último informe que han publicado en Efimarket.com parece realmente revelador. Mientras las protestas, las quejas y las críticas se alzaron en buena parte de España por la subida de la bombona de butano, los usuarios del gas ciudad parecen no tener ningún inconveniente en pagar todo lo que cuesta esa energía, quizás porque la prensa apenas habla del asunto y tampoco se conocen al detalle las diferencias de tarifa que se aplican en otros países de Europa, que resultan casi siempre, como en el caso de la luz, realmente desorbitadas.

gas butano

La realidad es que el gas butano permite un gran ahorro, y lo hace en algunos casos, y teniendo en cuenta los consumos que se elevan en invierno en hasta seis veces con respecto al consumo que pagamos en la factura del gas ciudad. Las diferencias se explican en gran medida por los costes asociados al servicio como los contadores, el transporte y varios tipos de impuestos, que recordemos subieron el verano pasado de 2012. O sea, que al final, una vez más a los consumidores no se nos cuenta toda la verdad. ¡Qué raro!

Imagen: Gonmi

Ir arriba