Cuando tienes una familia es muy común que al final del día te das cuenta que siempre quedan sobras de la comida que cocinaste hoy y ¿qué hacemos con ellas? en el mejor de los casos las ponemos en un refractario y las metemos en la nevera pero la mayor parte siempre se termina congelando o se hecha a perder porque nunca tenemos la costumbre de comerla.

Bueno pues que les parece si al final de la semana reunimos las sobras de los días anteriores y creamos con ellas el «menu de hoy: RECALENTADO».

Así nos evitamos el desperdicio de dinero al tirar la comida, utilizamos hasta la ultima porción de lo que cocinamos y sobre todo es un día sin cocinar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here