Otra decisión que he tomado, no voy a dejar propinas. Después de analizarlo un poco, me he dado cuenta de que me tratan en los sitios igual deje o no deje propina, además, en mi trabajo diario muevo diariamente proyectos de miles de euros y jamás he recibido nada, a lo sumo, tengo que invitar al cliente a comer y encima dejar propina para que vea lo «sobraos» que somos en la empresa.

A cambio, y como para poder tener primero hay que dar, cada vez que vaya a la compra en el hipermercado, cojere una tarjeta de 2 € de comida para el tercer mundo lo que suponen 8 € al mes aproximadamente.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here