Los bienes inmuebles aumentan su valor dependiendo de lo bien que se encuentren y de la imagen de la zona que se encuentra, una mala imagen disminuirá el precio comercial de cualquier bien por muy bien cuidado que se encuentre, al igual que la delincuencia, el que se rodee de tiendas y vendedores, o que las casas contiguas no se mantengan en buen estado. 

Para el primer caso (el del mantenimiento del bien) simplemente se ahorra a largo plazo al no escatimar en realizar buenas reparaciones, logrando hacer que están perduren, las malas reparaciones generan mayores gastos a largo plazo.

Para el segundo caso (el del la imagen que influye en el calor comercial del bien) se puede hacer maravillas al ser miembro activo de la junta de barrio o al organizar una haciendo que la gente se comprometa a mantener una buena imagen de la zona (puesto que les conviene) combatir crímenes, mejorar los servicios y ponerse de acuerdo con las ornamentaciones para dar excelente aspecto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here