Probablemente cada vez que tenemos que ir al dentista hay más de una cosa que se resiente. Porque si ya la fobia que le produce a algunos que le anden en la boca era bastante problema, no lo es menos como queda el bolsillo de la economía familiar cada vez que toca pasar por las manos del profesional. Sin embargo, y aunque no hay una alternativa de momento gratuita como si se ofrece a través de la seguridad social de otros países, hay opciones que les pueden salir más económicas.

Por ejemplo, la idea de ahorrar en el dentista acudiendo a las clínicas universitarias puede ser una gran opción para muchos de los que se quejan de lo caro que les sale el dentista. La calidad de los materiales es la misma que en un dentista de profesión, solo que los tratamientos los llevan a cabo estudiantes de la carrera. ¿Pavor? No se preocupen porque están siempre vigilados por un profesional profesor, que les indicará lo que tienen y lo que no tienen que hacer y que siempre les puede ayudar en caso de que no sepan desarrollar lo que se pide.

Dentista

En realidad, la opción de acudir a centros universitarios y academias para realizar ciertos servicios siempre ha estado ahí, pero quizás con la crisis nos hayamos dado más cuenta de que resulta una muy buena idea para ahorrar a diario.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here