Una sencilla regla para las compras

Existe una regla sencilla para cuando se está de compras en un centro comercial o supermercado o simplemente al comprar ropa o accesorios eléctricos, la regla es:

 “no compres nada a menos que te guste al cien por ciento”.

Esta resulta ser una muy buena regla para evitar gastar en algunas novedades que solo las compramos porque están a buen precio o a comprar algunos accesorios o ropa que debido a pequeñas imperfecciones están por debajo de su precio real, ¿no sería agradable entrar a tu casa y estar rodeado sólo de muebles, electrodomésticos y tener utensilios y ropa que realmente te guste y no un montón de artículos “baratos” comprados de ocasión?.

Ir arriba