Consejos para cuidar el planeta a la vez que ahorramos energía en la empresa

Nuestro planeta cada vez se ve más afectado por el aumento del consumo energético que realizamos los millones de personas que vivimos en él. Este consumo trae consigo una mayor expulsión de gases a la atmósfera, lo que hace que nos estemos cargando la capa de ozono y con ello que se produzcan deshielos en los polos, entre otras muchas cosas. Cualquier gesto o acción es válido para reducir la expulsión de estos productos, gestos que en muchos casos vienen acompañados con un importante ahorro para nuestro bolsillo.

En muchos casos gastamos electricidad por medio de aparatos que no utilizamos pero que tenemos encendidos. Esta situación es mayor aún en las empresas. Por suerte hay diversas formas y métodos de poder reducir el consumo energético en el lugar de trabajo, a la vez que cuidamos nuestro medio ambiente. Veamos a continuación unos sencillo pero efectivos consejos para lograr esto.

ahorrar energia para salvar el planeta

Realizar una auditoría energética

El primer objetivo que toda empresa debería contemplar es la forma de reducir el gasto eléctrico. Para ello lo mejor es realizar una auditoría de lo que consumimos. De este punto se puede encargar una empresa ajena a nosotros, o si queremos, nosotros mismos podemos hacer una estimación de todo lo que se consume al día. Para ello debemos localizar todos los aparatos que funcionan con electricidad, ver su consumo por hora y multiplicar por las horas que están encendidos al día. Eso por el número de días del mes y por el importe de la energía nos dará el gasto aproximado en electricidad.

Poner en marcha estrategias para ahorrar energía

Una vez que sabemos lo que gastamos, podemos tomar ciertas medidas para ahorrar en aquellos puntos que más se consumen, como por ejemplo apagar aquellos aparatos que no se utilicen o poner carteles recordando apagar los equipos.

Invertir en eficiencia energética

Aunque en un principio el desembolso puede parecernos demasiado, en pocos meses ese gasto lo tendremos amortizado. Esto ocurre por ejemplo con las luces de bajo consumo, más caras que las normales, pero que nos ayudan a consumir menos electricidad.

Hacer uso de energías renovables

Apostar por energía natural puede ayudarnos a ahorrar en nuestra factura de la luz. Por ejemplo podemos apostar por paneles solares para calentar el agua del termo del baño o cualquier otro mecanismo alternativo.

Más sobre cómo ahorrar:

Dejar respuesta