Llega el 24 a la tardecita, estamos tomando una cerveza y mirando la televisión por los resúmenes del año y nos llama nuestro primo que finalmente vendrá a comer a casa con sus cinco hijos, y como no los esperábamos, hay que salir corriendo a buscar algo para alimentarles. La solución, y sobre todo la posibilidad de ahorrar dinero, tiene que comenzar ya, y por eso queremos enseñarte algunos trucos a la hora de congelar la comida en Navidad.

¿Por qué congelar la comida en estas fechas?

Primero que nada, si vas a hacer las compras de alimentos en estos días y tienes la chance de congelar la comida, incluso utilizando los refrigeradores de algún padre o hermano también, ahorrarás muchísimo tiempo. Y no se trata solo de que tiempo es dinero, sino de que la mayor demanda en los días previos a las fiestas hace que muchas veces el precio de la carne o algunos otros productos aumente demasiado.

Congelar la comida
Steven Depolo – Flickr

Por supuesto, si vamos a congelar la comida conviene que tengamos en cuenta algunos consejos útiles, como congelarla por porciones y de acuerdo al tipo de alimentos que son, siempre en posición horizontal y en papel de plástico para refrigeradores. El pescado es muy tradicional de esta época, y en su caso en particular tenemos que buscarlos frescos, y antes de congelarlos, limpiarlos bien y espolvorearlos con abundante agua.

Si vemos que no todas las piezas entrar a la hora de congelar la comida en el refrigerador, bien podemos crear más porciones para que ocupen espacios más pequeños, o también llevar comida de algún familiar, pero no dejes de aprovechar esta alternativa. Finalmente, descongela siempre en frío, es decir, hazlo directamente en la nevera utilizando una bandeja de descongelación o un recipiente que recoja el agua que se produzca pero nunca descongeles en horno o microondas.

¿Has probado congelar la comida para ahorrar dinero en las fiestas? ¿Qué tipo de alimentos sueles congelar para no gastar tanto?

Dejar respuesta