Puede que constantemente tengamos que enfrentar la difícil decisión de comprar o no comprar algo, lamentablemente por lo general cuando consideramos una compra nos dejamos llegar por los sentimientos más que por la razón. Si eres una persona que se deja llevar por los sentimientos a la hora de comprar o si nunca te dijeron que hacer o pensar antes de tomar la decisión de realizar una compra este diagrama publicado en Get Rich Slowly podrá ayudar.

como comprar Debo comprar esto

Veamos un poco como funciona el diagrama.

En primer lugar antes de comprar algo está la pregunta ¿Puedo permitirme esto? Si no puedes permitirte algo no podremos comprarlo a menos que nos endeudemos o nos coloquemos en situaciones difíciles.

Luego en caso de que la respuesta sea positiva o negativa vamos a diferentes opciones, si no podemos comprarlo simplemente debemos desistir de su compra, en caso de que si podamos permitiros comprarlo vamos a la siguiente pregunta ¿Es esto una necesidad?

Lamentablemente en este mundo consumista la mayoría de las necesidades son creadas, por lo que conviene preguntarnos si es una necesidad real, este vez en caso negativo tendremos que considerar desistir la compra en caso de que si sea una necesidad, como por ejemplo comprar unas gafas nuevas,tendríamos que preguntarnos si existe una opción más barata.

Aquí hay una enseñanza importante, si lo que pensamos comprar tiene una opción más barata y la calidad no es importante podemos optar por la opción más barata, pero en caso de que no exista una opción más barata debemos considerar la compra.

No siempre la calidad de algo es importante, por ejemplo si necesitamos comprar un libro o alguna otra cosa que sólo necesitemos de momento y vayamos a usarlo una sola vez, podemos comprar algo de baja calidad o de segunda mano.

El diagrama es útil para decisiones pequeñas y grandes, no debemos tomarlo como una guía absoluta, lo importante es que el diagrama nos ayuda a se lógicos y más conscientes de nuestras compras haciendo trabajar nuestra mente lógica y no dejándonos a merced de las emociones, comprar conscientemente nos ayudará a evitar el popular remordimiento del comprador.

Vía: Get Rich Slowly

Dejar respuesta