Aprenda ahorrar agua a la vez que reduce la factura

El agua es un bien muy preciado, sobre todo en aquellas regiones donde las lluvias hacen acto de presencia muy pocas veces al cabo del año. Saber controlar su consumo nos puede permitir evitar posibles cortes de suministro en épocas de sequía, además de ver como la factura de nuestro consumo se reduce. Un ahorro de dinero que bien lo podemos destinar a otros gastos, o por qué no para darnos algún caprichito.

En el post que hoy os traemos queremos explicaros sencillos trucos que todo el mundo podéis conocer, pero que muy pocos llevan a la práctica. Esperamos que a base de insistir, cada vez sean más el número de personas que se decidan a aplicarlos.

ahorrar agua

1.- Cerrar parcialmente la llave de paso del agua

No hace falta que sea un cierre muy significativo sino con un poquito que se gire estaremos ahorrando una importante cantidad de agua a lo largo del día. La presión del agua a penas se notará, pero si que lo notarás cuando recibas la factura.

2.- Comprar filtros para los grifos de la casa

En cualquier ferretería nos podemos encontrar unos filtros que se encargan de mezclar el agua con aire. De esta forma se consigue que la presión sea la misma pero que el consumo sea menor.

3.- Colocar una botella de plástico en la del baño

Truco viejo donde los haya. Con esto conseguiremos que la cisterna se llene más rápido, evitando consumir un excesivo de agua.

4.- Recoger el agua fría antes de ducharnos

A nadie le gusta ducharse con agua fría, por lo menos en los días de frío. Mientras abrimos el grifo a la espera de que llegue el agua caliente, esa agua fría la podemos recoger en cubos para luego utilizarla para otras cosas, como agua para fregar los suelos, regar las macetas o echarla por la taza en vez de tirar de la cadena.

5.- Utiliza un vaso para lavarte los dientes

Hay gente que a la hora de cepillarse los dientes, deja el grifo abierto durante todo el tiempo que dedica a su cepillado. Esto es un gasto innecesario ya que lo único que se necesita es mojarlo un poco, y luego recoger algo de agua en un vaso para enjuagarse bien.

Además de lo que hemos visto, hay otros muchos consejos como recoger el agua de lluvia para regar las plantas o utilizarla para la plancha o sólo poner la lavadora cuando esté realmente llena.

¿Qué otros trucos conoces?

Dejar respuesta