Leyendo la página de Steve Pavlina leí un interesante ejemplo de “empresario“, según T. Harv Eker, autor de “Secretos de la Mente Millonaria” empresario es “Quien resuelve problemas de otros y se gana una ganancia para sí” sin importar lo que hagas, un concepto interesante puesto que muchos al imaginar un “empresario” podemos tener la idea de un hombre de negocios, dueño de una fabrica ubicada en tal lugar con gran capital o tal vez con un crédito de varios miles de euros con los que inicio en negocio.

El ejemplo de Steve Pavlina es más o menos así:

Imaginemos que sabes dar un buen masaje, es algo que te gusta hacer y tienes amigos y conocidos con estrés, en un principio los das gratis y les resulta muy relajante, después para ayudarte económicamente decides cobrar 1 euro por persona; no es mucho pero es accesible para cualquier amigo que tengas.

Ahora con la experiencia y con el tiempo haciendo masajes te haces muy bueno haciéndolos tanto que tus amigos empiezan a pedirte el masaje de una forma más o menos frecuente (acá se empieza a formar lo que se conoce como “cartera de clientes”).

Luego tus amigos empiezan a referirte otras personas (también si tal cosa no sucede puedes pedirle a tus amigos que te refieran a otras personas de forma indirecta) como haz ganado experiencia y ya eres más bueno dando masajes tus nuevos clientes ven que recibir un servicio así con ese precio es una “ganga” así que deciden solicitar tus servicios regularmente.

Tus nuevos clientes una vez más ellos quizá te refieran a otras personas (también puedes pedírselos), como tu “cartera de clientes” aumenta y ya no tienes mucho tiempo como para atenderlos a todos, aplicando el principio de escasez y demanda puedes subir un poco los precios, si aún así tienes más clientes de los que puedes atender puedes, subirlos una vez más lo suficiente para que obtengas un precio justo por el trabajo que realizas a unas cuantas personas dispuestas a pagarlo.

Este ejemplo es ficticio pero inspirado en hechos reales, la hermana de Steve Pavlina:  Erin Pavlina, hizo exactamente lo mismo pero con las lecturas psíquicas, era buena para ello, le gustaba, genero una cartera fija de clientes y ahora tiene una página en Internet donde ofrece sus lecturas y está ganando mucho dinero.

2 Comentarios

  1. desde luego es muy interesante ya que ayudas a otro sin pisotearlo y a su vez ganas algo..creo que es la salida a este mundo de tiburones empresariales.

Dejar respuesta