Sabemos que eso de las joyas no pega mucho con la temática de este sitio web pero, al igual que te indicamos truquitos sobre cómo ahorrar algo de dinero, también te decimos que hay que amortizar esos ahorrillos, y qué mejor manera que gastarlo en unas joyas. Las joyas son regalos estupendos que suelen gustar sobre todo al sector femenino, aunque la orfebrería masculina es un mercado en auge actualmente. Si quieres sorprender a tu pareja, regalar unas joyas nunca falla. Pero si quieres sorprender a tu pareja de verdad, regálale unas joyas completamente personalizadas. Gracias al grabado láser en joyas, ahora puedes obsequiar objetos preciosos marcados con un nombre, unas iniciales, un logotipo…

¿En qué consiste el grabado láser?

El grabado láser ha sustituido al grabado tradicional, como puede ser el grabado mecánico, el estampado en planchas, el vaciado y el grabado químico. ¿Por qué? Muy sencillo, esta técnica es capaz de trabajar una infinita cantidad de formas y materiales con precisión y velocidad extremas.

Pero volviendo a la pregunta del encabezado. ¿En qué consiste el grabado láser? El grabado láser es una tecnología que permite marcar cualquier material mediante una luz dirigida artificialmente, o como se conoce comunmente, mediante un rayo láser. El uso de láseres en industria es muy común ya que se utiliza para sin fin de actividades, como para la perforación de materiales, soldaduras, mediciones, limpieza… Y no solo el sector joyero hace uso del láser, también es vital en áreas como la electrónica, la medicina e incluso en defensa.

Con la potencia adecuada, como he comentado antes, el láser es capaz de cortar materiales finos ideal para la creación de collares y pulseras que contengan nombres o iniciales, así como otros recortes complicados.

Empresas como lasitlaser.es ofrece a sus clientes máquinas láser estándar y personalizadas para el marcado y grabado por láser.

¿Qué ventajas tiene frente al tradicional?

El grabado láser en joyas garantiza una mayor legibilidad y grabados mucho más precisos. Además, este procedimiento agiliza la operación y es menos perjudicial para el objeto precioso: será posible marcar artículos de joyería de reducidísimas dimensiones o especialmente delicado.

Quizás la mayor ventaja de este tipo de grabado es que no se llega a tocar el material. Es decir, las superficies de la pieza marcada estarán siempre intactas y no sufrirán ninguna alteración ya que no existe contacto. Por lo tanto, no hay riesgo de que la joya sufra.

Por no hablar de la flexibilidad. Con este tipo de grabado podrás grabar cualquier tipo de marca, ya sean patrones gráficos, formas personalizadas e incluso imágenes como fotografías sin perder ni un ápice de calidad. Todo el menor tiempo posible.

Y es que las marcas grabadas, ya sean formas o textos muy pequeños, estarán detallados con una precisión milimétrica. E incluso es posible combinar procesos de grabado para que lo marcado tenga un mayor contraste, y así sea más legible.

Está claro que el grabado láser es una apuesta de futuro, y ha venido para quedarse. Si trabajas las joyas y sigues utilizando métodos tradicionales, te recomendamos encarecidamente que abraces el grabado láser. Como puedes ver, cuenta con muchísimas ventajas.

Dejar respuesta